Con polémica, el presupuesto avanza en el Parlamento de Cataluña

El debate sobre la tramitación del presupuesto estuvo marcado por las críticas entre los socios del gobierno catalán

Gracias a un trato de última hora entre Izquierda republicana de Catalunya (ERC) y En Común Podemos, la tramitación del presupuesto 2022 se llevará a cabo en el Parlamento de Cataluña.

La sesión parlamentaria de este lunes estuvo precedida de una reunión urgente entre el partido del presidente catalán, Pere Aragonés, y el grupo liderado por Jessica Albiach. La reunión se anunció el domingo, cuando el grupo parlamentario del partido CUP confirmó que mantendría sus enmiendas en todo el presupuesto. Así, para que se desbloqueara el proceso, los republicanos sellaron un preacuerdo con los comunes, quienes impidieron el bloqueo absteniéndose de votar.

Vale la pena leer: Los Juegos Olímpicos de Invierno dividen al Gobierno de Cataluña

Desacuerdos durante la sesión parlamentaria

Inmediatamente después del anuncio del preacuerdo entre Esquerra Republicana de Catalunya y En Comú Podes, plasmado en un longitud del codo entre Pere Aragonès y Jessica Albiach, portavoz del partido Junts per Catalunya, Elsa Artadí, dijo que el preacuerdo “permitirá aprobar la tramitación del presupuesto”, pero que, por otro lado, “representa un fracaso para el independentismo y para el presidente Pere Aragonès”.

Para el consejero del departamento de Economía de la Generalitat de Catalunya, Jaume Giró, el presupuesto a aprobar “no es el mejor que puede tener Cataluña”, pero es “el mejor que puede tener en estos momentos”. El concejal reforzó: "no es el mejor porque Cataluña aún no es un país soberano".

Vale la pena leer: PIB y economía de Cataluña como estado independiente

La tramitación del presupuesto tuvo la votos a favor de Esquerra Republicana de Catalunya y Junts per Catalunya, y contó con el abstención de En Comú Can. Las representaciones políticas en el Parlamento que mantuvieron sus enmiendas a todo el presupuesto fueron CUP, PP, PSC, Vox y Ciudadanos. Sin embargo, La crítica a la aprobación no fue solo de grupos que se opusieron.

Joan Canadell critica el "canje de cartas"

El preacuerdo entre ERC y En Comú Pode fue duramente criticado por joan canadell, diputado del partido Juntas por Catalunya. Según el expresidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, ​​lo ocurrido, este lunes, fue un "intercambio de cartas". Canadell se refirió al pacto a nivel municipal entre Ernest Maragall (ERC) y el actual alcalde de Barcelona, Ada Colau, políticamente asociado a la coalición En Comú Pode.

Inicialmente, El grupo de Ernest Maragall se había opuesto a la tramitación del presupuesto en el Ayuntamiento. Sin embargo, el acelerado acercamiento entre ERC y En Comú May en los últimos días hizo posible que, a nivel municipal, ERC cambiara la dirección de su voto, con la condición de que, en el Parlament de Catalunya, el grupo En Comú Pode retire sus enmiendas a la totalidad del presupuesto.

También en relación con el “canje de cartas”, Joan Canadell afirmó que su partido, Junts per Catalunya, será la “garantía” de que el modelo de administración en Barcelona “no se llevará al resto de Cataluña”. El diputado también acusó a ERC de “seguir el camino de la autonomía”.

Las críticas de Joan Canadell a los socios del gobierno catalán provocó que varios diputados de ERC y el presidente de Cataluña, Pere Aragonès, abandonaran el hemiciclo.

PSC: un pacto "improvisado y agonizante"

Como no podía ser diferente, el anuncio del preacuerdo entre ERC y En Comú Pode fue duramente criticado por el principal partido de oposición, el PSC, por el exministro de Sanidad del gobierno español, Salvador Illa. En el debate, la portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Alicia Romero, dijo que el pacto es “improvisado y agonizante“, Y eso“ tira a la basura a la mayoría parlamentaria ”.

Cabe recordar que la citada mayoría está formada por los partidos independentistas ERC, Junts per Catalunya y CUP, que obtuvieron el 52% de los votos en las elecciones parlamentarias de este año.

Ciudadanos: “En Comú Podes, de nuevo, salva los planes del 'separatismo'”

El portavoz del grupo parlamentario Ciudadanos, Nacho Martín Blanco, acusó al grupo de Jessica Albiach de, "nuevamente, salvar los planes del 'separatismo'".

El diputado también criticó las palabras de Jaume Giró, discrepando de que este sea el “mejor presupuesto para Cataluña hoy”. Además, defendió que Cataluña debería tener una “economía que defienda la libertad y el progreso social, no una economía nacionalista”. En este sentido, la diputada de Ciudadanos negó que una Cataluña como estado independiente fuera mejor.

Vox: "clima y desvaríos feministas"

el grupo parlamentario de Vox, que también presentó sus modificaciones a todo el presupuesto, afirmó que el "separatismo" una vez más "prioriza la desperdiciaron millones de euros en su agenda secesionista, en altos cargos y en desvaríos climáticos y feministas".

En Comú Can: "una negociación basada en objetivos concretos, no abstractos"

Para el diputado del grupo parlamentario En Comú Pode, Juan Carlos Gallego, el preacuerdo entre ERC y su partido es "muy positivo" pero "hay que mejorar". El diputado dijo que, de momento, "hay un acuerdo sobre 40 propuestas", y que los grupos "seguirán mejorando hasta el día de la votación final", el 23 de diciembre.

Joan Carles Gallego dejó claro que el preacuerdo entre las partes se basa en “objetivos que tienen que ver con la vida de las personas, metas concretas, no abstractas".

PP: "infierno fiscal en Cataluña"

Portavoz del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, denunció que el preacuerdo entre En Comú Pode y ERC significa “creación de más impuestos, que seguirán maltratando a las familias más humildes”. Por eso Fernández calificó a Cataluña de “un infierno fiscal”.

Según el diputado, los dirigentes del gobierno catalán "no están al servicio del pueblo", sino "ellos mismos", viviendo del "insoportable" proceso independentista, que "no lleva a ninguna parte".

CUP: "No romperemos relaciones con el gobierno"

Según la portavoz del partido anticapitalista, Eulàlia Reguant, la CUP “seguirá trabajando para que el gobierno esté al servicio del pueblo, y abandone los macroproyectos”, como el Hard rock (en Tarragona) y el Juegos Olímpicos de invierno 2030 (Barcelona - Pirineos). La diputada aseguró que la CUP “no romperá vínculos con el Gobierno”, aunque ha mantenido sus enmiendas a todo el presupuesto, y exigió que Pere Aragonès “defina un horizonte, en la actual legislatura, para un nuevo referéndum de autodeterminación ”.

 

CONTENIDO EXCLUSIVO

Regístrate para recibir noticias y más informaciones de Aqui Catalunha